© 2019 by Buró Psicológico

Objetivo

"Ayudar a las personas a aprender a escuchar su cuerpo, sentir sus emociones, entenderlas, aceptarlas y concientizar las conclusiones y pensamientos que les impiden obtener lo que desean"

 

Misión

“Hacer del trabajo psicológico una labor placentera tanto para profesionales como para clientes, además aprovechar al máximo esta experiencia para que ambas partes encuentren sentido a este proceso y descubran cómo hacer uso de sus propios recursos”

Testimonios de los psicólogos

 

Anna:

"Como psicólogo, hace varios años me empecé a hacer la pregunta de mi objetivo profesional en esta amplia ciencia…apenas hace poco y después de 12 años de estudiarla en diferentes especializaciones y ramas encontré una respuesta a esta inquietud personal, considero que el objetivo de mi trabajo como psicólogo en este momento de mi vida es: ayudar a que la mayor cantidad de personas que deseen mejorar su vida y conocerse mejor aprendan a entender y aceptar lo que sienten y lo que quieren – es decir sus emociones, ya que en el mundo moderno prácticamente no hay ni tiempo ni lugar para hacerlo, considero que a menudo es necesario aprender a “recordar” lo que es sentir algunas emociones.

En este contexto, me agrada mucho la forma de interpretación de nuestra estructura como seres humanos de J. Krishnamurti, el cual dice que: el cuerpo, las emociones y la mente son los caballos de nuestra alma, si esos tres caballos son conducidos hacia la misma meta, ningún obstáculo podrá impedirnos obtener lo que deseamos. Si usted está equilibrado, y tiene sus “tres caballos” trabajando para usted, en la dirección que usted desea, mucho en su vida estará bien, y estará encaminado a sus deseos, e incluso si la vida le trae algún acontecimiento desagradable, usted podrá decidir cómo reaccionar ante estos sucesos, adquirir experiencia y afrontar cada día de la vida con la emoción adecuada a la realidad en el aquí y ahora.

Que sucede cuando nuestros caballos jalan en diferentes direcciones? Nuestra alma no obtiene lo que desea y empieza a formar síntomas de diferente índole, con el objetivo de devolver el equilibrio a nuestra existencia, estos síntomas pueden presentarse en forma de actitudes, complejos, comportamientos destructivos o incluso en forma de inestabilidad emocional, síntomas psicosomáticos y enfermedades crónicas o graves.

A menudo, nuestro cuerpo, emociones y mente están en un desarrollo desequilibrado y cada uno de estos vive una vida por separado…en la sociedad moderna, prácticamente en todo el mundo, la educación está basada en el desarrollo de la mente, pocos son los lugares donde aprendemos a desarrollar nuestras emociones y con suerte, quienes practiquen algún deporte o lleven una vida sana desarrollaran en alguna medida su cuerpo. No en vano los antiguos griegos creyeron plenamente en el concepto de “Mente sana en cuerpo sano”.

Uno de los problemas centrales, según mi experiencia consiste en lo siguiente: ya que las emociones son lo que une al cuerpo con la mente…es esa instancia intermedia la cual une la realidad (nuestro cuerpo es lo único que existe en la realidad física) y nuestra mente (nuestro mundo de creencias y pensamientos). Mientras más lejana sea la realidad de nuestros pensamientos y conceptos de la vida y la realidad del mundo que nos rodea – mayor serán las cargas emocionales negativas y más difícil será vivir una vida estable o feliz.

Lo que “ya” sabemos, a menudo nos impide aprender lo que “necesitamos” para crecer y ser felices. En este contexto quisiera hacerle a mi lector la pregunta que en su momento a mí me ayudo a entender esto: “Que quieres, tener la razón o ser feliz?” Muchos de nosotros tenemos la razón todo el tiempo (al menos así lo creemos) y somos tan infelices…llenos de razón, opiniones y conclusiones de aquello que ocurre y de los actores de la situación, pero a la vez estamos vacíos de esperanza de que suceda algún cambio en nuestras vidas.

De esta concientización apareció el objetivo de mi trabajo en este Buró, y al compartir mucho de la visión del trabajo del psicólogo con mis colegas, creamos este sitio donde las personas pueden trabajar en su equilibrio personal, su salud psíquica y sus emociones."

 

Gina:

¿Qué es la Psicología? ¿Qué significa ser psicólogo? ¿Por qué estudiar esta carrera? ¿Qué nos motiva a querer intervenir en la psique humana? Preguntas que podrian tener varias respuestas, interpretaciones, en fin, estamos avocados a la palabra, a cada significante que nos estructura y nos organiza. En esta profesión que tiene mucho de artista, el sujeto cuenta, su discurso, su accionar, sus lapsus, equivocaciones y aparentes decires sin ninguna intensión (intención). Lo inconsciente, el devenir de la existencia juegan un lugar dentro del pocisionamiento con respecto al otro. Ese otro que es un enigma y a la vez un reflejo o una proyección de las posibilidades de vida. Las particularidades que cada uno expresa y es capaz o no de reconocer ya sea en sí mismo o en ese otro. Personalmente encuentro que el acompañar a otro en este viaje de descubrimiento de sus propios recursos, habilidades, miedos dudas, etc. se presenta como la oportunidad de aprender, enseñar y compartir aquello que puedo entregar en este intercambio de contingencias.